La historia que acompaña al vídeo es la siguiente, a esta persona le deja de funcionar una bombilla molona en garantía y los costes de envío son bastante altos para dicha garantía así que la compañía le pide una prueba en vídeo de que la bombilla efectivamente no funciona. Y así nació esta obra de arte. Las bombillas se llaman Lifx por si os interesa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *